En más de una ocasión el actual mandatario Macri y su corte de ministros han dicho que no sabían que hacer, pero no ha sido el único en esa situacíón, le preceden sin tanta alevosía , Fernando de La Rua y Adolfo Rodriguez Saá , que segun Duhalde se fue porque sufrió un ataque de panico, a contiuación la nota de infobae…

A poco de cumplirse 15 años de la grave crisis institucional y política que convulsionó a la Argentina en diciembre de 2001, el ex presidente Eduardo Duhalde dijo que el país estuvo “al borde de una guerra civil” y que el mandatario de ese momento, Fernando de La Rúa, “no sabía lo que pasaba”.

En una entrevista con el diario español El País, Duhalde recordó que el entonces gobierno radical tenía “un compromiso con la convertibilidad por 10 años” cuando “ya estaba muerta”, y que eso derivó en una serie de inconvenientes “previsibles”.

“De la Rúa no nos escuchó y llegó un momento en que hizo eclosión en la calle, en la gente, y Argentina estuvo al borde de una guerra civil”, dijo el ex vicepresidente de Carlos Menem.

Duhalde recordó que en esos días “la gente estaba armada en los techos porque temía que los más humildes los atacaran, una situación muy convulsa”.

Además, agregó: “La verdad es que De la Rúa no sabía lo que pasaba. Yo lo quiero mucho, es un buen hombre, pero no estaba bien. Un estrés muy prolongado hacía que tomara remedios y no sabía muy bien lo que pasaba. Tanto es así que cuando él renuncia había 32 muertos producto de haber declarado un estado de sitio innecesario, Y no dice una sola palabra sobre ellos. Pasados unos años dijo ‘porque no sabía'”.

Consultado sobre las razones que llevaron al breve período de cinco días que duró Adolfo Rodríguez Saá al mando de la Casa Rosada tras la salida de De la Rúa, el sucesor del puntano relató: “Porque a la semana tuvo un ataque de pánico. Estaba desplegando en Chapadmalal su presupuesto y era muy verborrágico. De pronto ve en la puerta que había gente haciendo bochinche, y vio eso y subió al primer piso donde estaban las habitaciones, se puso en posición fetal en la cama y dijo “me quieren matar, me quieren matar”. En la puerta estaban los que trabajaban en los hoteles que querían hablar con el secretario de Turismo. Pero Rodriguez Saá se fue”.

Duhalde reconoció que en esos momentos de extrema conmoción social él “no quería asumir, no quería saber nada”. Pero que fue el ex presidente Raúl Alfonsín quien lo convenció. “El 31 de diciembre de 2001 estaba en mi casa preparando la mesa para despedir el año y me llama el doctor Alfonsín. Me dice “Duhalde, no le puede seguir sacando el culo a la jeringa, va a ser responsable de una matanza en la Argentina. Piénselo, tómese una hora pero esto no aguanta más porque se está incendiando el país. A la hora me vuelve a llamar y le dije: “No asumo hasta tener tres ministros suyos, porque esto es un cogobierno”. A las 10.30 de la noche me llama y me da los nombres de dos ministros, para Defensa y Justicia, y así asumí al otro día a las 10 de la mañana”.

Ya como presidente, Duhalde debió enfrentar una de las peores crisis de la historia Argentina y torcer el rumbo de la economía. Y así lo recordó: “Conformamos un Gobierno patriótico con tres objetivos: mantener el sistema democrático, pacificar el país y cambiar el modelo económico y social que estaba basado en la convertibilidad, y eso hicimos. Poco a poco, empezó a moverse el sector productivo y en julio salimos de cuatro años de recesión”.

Durante la entrevista, Duhalde rememoró que en esos días de presión al frente de la Casa Rosada llegaba al punto de tener alucinaciones. “Estaba muy estresado. Llegué a ver cosas que no existían: en Olivos llegué a ver un río. Le dije a mi esposa: “¿No ves un río? esos son los peces”.

Por último, el ex gobernador de Buenos Aires fue consultado sobre la posibilidad de que Argentina pueda vivir otra crisis, a lo que respondió: “Yo creo que no. Quiero creer que no. Además, trabajo para que así sea”.