Archivo de la categoría: Medio Ambiente

Inauguran nuevos recorridos turísticos en la zona de Cuchillo Co.

Se trata del recorrido interpretativo “Sendero del Agua”, en el sitio arqueológico “Cerro de Los Viejos”, y la inauguración de un hotel y viviendas sociales.

Mañana autoridades provinciales visitarán Cuchillo Có con motivo de la presentación del recorrido interpretativo “Sendero del Agua”. Además, se presentará el Plan Manejo del sitio arqueológico “Cerro de Los Viejos” ubicado en la localidad.

En el marco de la jornada se realizará la inauguración de un hotel y viviendas sociales del Plan Pampeano “Mi Casa”.

Las actividades tendrán comienzo a las 10 horas con la recepción de autoridades en el sitio arqueológico “Cerro de Los Viejos”, para posteriormente realizar las inauguraciones del hotel y viviendas.

Río Negro se suma al reclamo de La Pampa en defensa de los ríos

La localidad de Catriel fue el escenario donde se desarrolló una importante reunión explicativa sobre la obra de Portezuelo del Viento y la defensa del río Colorado.

Se hicieron presentes integrantes de la Fundación Chadileuvú; la Asamblea Permanente por los Ríos Pampeanos y organizaciones de Catriel y Cinco Saltos de la vecina provincia e integrantes de la comunidad aborigen representados por Noelia Ñanculeo.

La misma estuvo organizada por la concejal de la localidad Daniela Salzotto, quien además es diputada electa por la vecina provincia, la que fue acompañada también por el diputado electo José Luis Berros de la ciudad de General Roca. Por la provincia de La Pampa asistieron el secretario de Recursos Hídricos, Javier Schlegel; el delegado alterno ante el COIRCO, Juan Greco, los diputados nacionales Melina Delú y Ariel Rauschenberger, la legisladora provincial, Lucrecia Barruti; el intendente de 25 de Mayo, Abel Abeldaño y el electo de Puelén, Alberto Colado.

En el inicio de la reunión Daniela Salzotto dio la bienvenida y puntualizó sobre diversos aspectos que hacen al quehacer de la obra de Portezuelo del Viento. Seguidamente habló el secretario de Recursos Hídricos de La Pampa, quien señaló como “auspicioso” que se genere esta preocupación. La continuidad de la exposición estuvo a cargo del intendente de 25 de Mayo, que afirmó que se trata de un reclamo “más que justo”. A su turno, el diputado electo de Río Negro, José Luis Berros destacó la importancia de la presencia y el trabajo de las organizaciones sociales.
Juan Greco realizó un informe del estado de situación, tanto legal como técnica, a través de videos y documentación. A su turno, Noelia Ñanculeo de las comunidades indígenas planteó el reclamo en nombre de 10 comunidades que conviven en la zona ribereña y pidió que se los escuche a quienes viven en cada lugar.
Javier Schlegel calificó a la reunión como “muy importante” ya que ha participado mucha gente de la provincia de Río Negro “lo que evidencia la preocupación que existe y que puedan seguir transmitiendo lo que significa la obra de Portezuelo del Viento”. Aseguró que este tipo de encuentros y acciones hace que el Gobierno de Río Negro “haya cambiado su postura y se observe la preocupación severa que existe sobre el tema y llegar a conseguir que la obra de Portezuelo del Viento no se ejecute”.
El funcionario recordó que en La Pampa “arrancamos solos” en este trabajo de defensa “y ahora se van sumando el resto de las provincias de a poco. Hoy en la cuenca se visibiliza el problema”, enfatizó.
Daniela Salzotto se mostró satisfecha por haber podido generar una actividad de este tipo, que es de plena concientización e información para las comunidades.
Agregó que haber concretado este encuentro “es un hecho histórico para la localidad de Catriel y la provincia de Río Negro”, teniendo en cuenta la anterior que se hizo en Río Colorado, con la repercusión que tiene en toda la provincia.
A modo de cierre, comentó que el primer proyecto que se presentará al asumir en la Legislatura provincial será “el repudio a la obra de Portezuelo del Viento en manos de la provincia de Mendoza”, además de sumar el reclamo por el pésimo estado de la Ruta Nacional 151.

Apertura de la temporada en el Albergue de Pehuen Có

Ubicado en la pequeña localidad bonaerense, recibe todos los años delegaciones de chicos, adolescentes y personas mayores que disfrutan de sus instalaciones y en algunos casos conocer el mar.

El Ministerio de Desarrollo Social a través de la Dirección de Turismo Social busca fomentar el derecho a la recreación de la población, abarcando desde niños en edad escolar hasta adultos mayores. Por este motivo año tras año potencia el funcionamiento del albergue “Natalio José Masseroni” que posee la provincia en el balneario de Pehuen Có y el cual funciona desde el año 1992.

En el día de hoy, se llevó a cabo el acto de apertura de la temporada 2020, el mismo encabezado por el subsecretario de Deportes, Recreación y Turismo Social, Fernando Sánchez, acompañado por el subsecretario de Salud, Gustavo Vera, el director de Turismo Social, Sergio Gómez y el encargado del albergue, Vicente Labegorra y las delegaciones de las escuelas de las localidades de Cachirulo, Victorica y Carro Quemado.

Como cada año, el ministerio de Salud colabora con el equipamiento y seguridad de quienes se hospedan en el lugar. En esta oportunidad, el subsecretario Vera hizo la entrega formal de una ambulancia para el albergue.

Encuentro de pesca infantil en La Adela

Más de 200 inscriptos formaron parte de esta actividad deportiva y de concientización del cuidado del medio ambiente que sirvió, además, para colaborar con un alimento no perecedero para quienes más lo necesitan.

Disfrutando de un hermoso día de sol a la vera del Río Colorado, tuvo lugar ayer el 7° Encuentro de Pesca Infantil organizado por la Municipalidad de La Adela.

Entre las 50 piezas obtenidas -que fueron devueltas mediante tareas coordinadas por personal de la Dirección de Recursos Naturales del Gobierno de La Pampa-, se pudo pescar truchas, pejerreyes, carpas y bagres.

El intendente de La Adela, Juan Barrionuevo, agradeció la amplia participación de los vecinos, y también a las autoridades de Recursos Naturales, Danilo Caballero y Marcelo Dolsán.

“Ver tanta cantidad de participantes y a la familia reunida a la orilla del río nos pone muy felices, nos demuestra no solo la importancia de las actividades recreativas y deportivas sino también de la importancia de la toma de conciencia sobre el cuidado del medio ambiente, y que no estamos equivocados cuando con tanta pasión defendemos nuestro río Colorado”, expresó Barrionuevo.

Lleno de orgullo, el jefe comunal explicó que con todo lo recaudado con la inscripción (alimentos no perecederos) se ayudará a quienes más lo necesitan a través de Desarrollo Social. “Ese también es otro objetivo de esta gestión municipal, poder colaborar con quienes más lo necesitan en esta difícil situación social que nos toca vivir”.

El intendente agradeció a quienes siempre colaboran, tanto en la organización como en los premios, kayak, cañas, reeles, artículos de cámping y demás, “aunque el premio mayor es la solidaridad permanente del pueblo de La Adela y este encuentro tan lindo, en este lugar tan representativo de toda la familia adelense. Gracias al Gobierno de La Pampa, a Petropampa, a la Cooperativa de Electricidad, a Iriarte, a Merlino, a Casa Sorbellini, y a todos los que aportaron su granito de arena para esta causa”.

A modo de cierre, recordó que hace unos días se recibieron los Juegos de la Araucanía, también el Gran Premio de las Baquets, con una gran recaudación para los chicos que harán su viaje de egresados, “y hoy el concurso de pesca, y mes a mes ustedes, nuestros vecinos pueden disfrutar de distintas alternativas. El esfuerzo es grande pero es nuestro deber seguir acercando oportunidades a nuestra gente, como intendente es gratificante ver las sonrisas, ver cómo nuestro pueblo recibe cada vez más gente y cómo La Adela representa un punto turístico tan importante dentro de la Provincia, así que a todos ustedes, a los chicos, a quienes colaboraron, a todo el equipo municipal, muchísimas gracias”.

El 10% de la producción Argentina de miel proviene de La Pampa.

“Siempre creímos en la apicultura como una actividad productiva generadora de trabajo siendo analizada en toda la cadena de valor”, dijo el gobernador, Carlos Verna, el 16 de diciembre de 2015. Ese día el primer mandatario provincial junto al ministro de la Producción, Ricardo Moralejo, puso en marcha el Plan de Activación Apícola 2015-2020.

El ambicioso proyecto, a esa altura, tenía suficiente anclaje en infraestructura como para cumplir con las expectativas de los máximos responsables de la gestión de Gobierno. Porque La Pampa, puntualmente en General Pico, ya contaba con el Parque Apícola con sala de extracción comunitaria (dando seguridad y calidad alimentaria en los procesos de la cosecha de la miel concentrando la actividad para reducir costos), la Aduana instalada en Zona Franca (que facilitó la llegada de los productores a los mercados externos), la “pata” técnica aportada por los profesionales de la Facultad de Veterinarias a través de la Cabaña Apícola (donde se trabajó intensamente en genética) y el Laboratorio de Calidad de Alimentos Pampeanos (cuyos análisis evitaron la pérdida de precio del producto en la cadena de comercialización). Así, la “marca de origen regional” y la “calidad ecológica” comenzaron a ser componentes vitales de gran parte de los objetivos generales del Plan consistentes en el posicionamiento del sector apícola pampeano como referente nacional e internacional en producción y comercialización de miel, como así también de otros productos de la colmena. Del mismo modo, se iniciaban caminos paralelos a fin de organizar el sector en un clúster regional con inserción internacional, fomentar e impulsar la actividad apícola provincial desde el punto de vista productivo, comercial y financiero.

Suma de objetivos
Infraestructura acorde a los objetivos, financiación “blanda” a los productores ya establecidos y a aquellos que se iniciaban en la actividad sumado a los incentivos para que los productores agropecuarios permitieran el acceso de las colmenas a sus establecimientos (con beneficios puntuales a través de descuentos en el impuesto inmobiliario) también formaron parte de la estrategia lanzada para generar una profunda transformación del sector apícola. Otros ejes apuntaron al impulso del emprendedurismo y los programas de iniciación apícola; activando los Parques Apícolas Provinciales como centros de extracción, acopio y comercialización; potenciar el Laboratorio de Calidad de Alimentos Pampeanos (LabCAP) y demás.

Estadísticas
Argentina es el segundo proveedor mundial de miel y el tercero en producción con 60 toneladas por año según el último informe de la FAO. El 90 por ciento de la producción nacional se exporta mayoritariamente a Estados Unidos, Unión Europea y Japón. La actividad de la apicultura genera una gran cantidad de puestos de trabajo estimándose en 25.000 a 30.000 productores en el país, que manejan tres millones de colmenas, siendo la mayor cantidad en países del hemisferio sur. La Pampa participa con el 10% de la producción de miel de Argentina y se estima que además de los productores, el resto de la actividad genera un total de 100.000 puestos de trabajo entre toda la cadena.

Desafío a futuro
A días de cumplirse el 4° aniversario del lanzamiento del Plan de Activación los desafíos que se imponen para el sector desde la Provincia son varios, y uno de ellos tiene que ver con la potenciación de la producción y la comercialización del producto. Pero no es un hecho menor que en este camino de la ansiada diversificación de la producción, la Pampa ha iniciado un camino innovador a partir de los trabajos relacionados a la genética apícola y la exportación de abejas reinas, dentro claro del ambicioso Plan. Prueba de ello es que tiempo atrás merced al trabajo en conjunto con el Consejo Federal de Inversiones se logró el desarrollo de apiarios con méritos genéticos que permitieron abastecer de genética para la exportación de abejas reina. Producto de esa provisión genética se concretaron en los últimos tres años exportaciones estimadas en el orden de las 15 mil con destino a Europa, lo cual es toda una referencia de la calidad genética, la tecnología y el trabajo que se realiza desde la Facultad de Veterinarias para mejorar la producción y la calidad de miel producida en la Provincia y en la región.

Diversificación y capacitación
El director a cargo de la cabaña y genética apícola y de la misma área en la Facultad de Veterinarias de General Pico, doctor Tomás Bragulat, confirma el alto posicionamiento local a nivel tecnológico, marco que seguramente, coadyuvará en los resultados pretendidos para el sector en el mediano y largo plazo. Con el apoyo del Gobierno Provincial, resume el especialista, “en los últimos años afianzamos el trabajo de mejoramiento y selección de reinas, lo cual nos permitió conseguir que el material genético llegue a la región, incluso a nivel internacional. Se puede vivir de la actividad apícola, y desde nuestro lugar continuamos ayudando para sumar nuevos mercados a los que ya tenemos, y para eso hace falta mayor producción, ese es el desafío a largo plazo para el sector a nivel nacional”, señaló. Bajo esa premisa, afirma, “pretendemos renovar el Plan de Activación Apícola, porque tenemos toda la infraestructura necesaria para hacerlo. La idea es ampliar el rango de lo que hicimos en el norte provincial y extenderlo a las zonas centro y sur de La Pampa. Hoy, además de mantener la infraestructura creada durante la gestión anterior de Carlos Verna y del ministro Moralejo, apuntamos a la capacitación de las nuevas generaciones de apicultores”.
El especialista confirma que La Pampa, además de ser una zona de producción e históricamente una zona de transición (muchos productores sacaban la miel aquí y la extraían en otras provincias), debe buscar “cerrar el ciclo dentro de la provincia, que la producción quede en La Pampa y hacer un centro de comercialización en el Parque Apícola. La idea es reunir a todos los actores de la producción en un único espacio para hacer mucho más fácil el sistema de comercialización. El nuevo plan apunta a que las actuales generaciones, el Parque Apícola, la Facultad de Veterinarias y el Laboratorio de Calidad empiecen a trabajar conjuntamente para armar un clúster comercial para abrir mercados, para trabajar a nivel internacional. De esto deben formar parte también los productores ya establecidos para que junto a los instruidos en capacitaciones y especializaciones avancemos potenciando la infraestructura con vistas a la apertura de nuevos mercados”, señaló como parte de los desafíos impuestos para los próximos años.
En ese camino y de acuerdo a las referencias aportadas por Bragulat, el nivel de participación en las capacitaciones no ha decrecido en los últimos años. “El Plan logró eso también, nosotros empezamos en el 2016 hasta la fecha con un curso por año, aumentamos la cantidad de asistentes por año como así también la regularidad de asistencia durante cada cursada. Y como dato elocuente, no solamente captamos gente de la zona norte sino que además participaron de otras zonas alejadas. Esto demuestra una consolidación importante lo cual fundamentará a la creación de espacios de instrucción en la zona centro, oeste y sur pampeana, junto con la de General Pico claro”, afirmó.

Asociarse para ser competitivos
La creación de la Cooperativa Patagonia en la zona norte resultó el “modelo a seguir” para el esquema de comercialización exitosa para los pampeanos. “Si el apicultor no empieza a juntarse y trabajar en forma cooperativa o comercializar o buscar insumos en forma asociada pierde en competitividad. Lo que ha logrado la Cooperativa Patagonia es nuestro eje central, es nuestro pilar, es el ejemplo a seguir de todos los emprendimientos privados. Aún así, si los productores quieren seguir siendo independientes, la Cooperativa termina siendo un ejemplo al lograr el manejo del Parque Apícola donde tienen la sala de extracción con estándares cualitativos a nivel internacional, sistema de trazabilidad, posibilidad de exportación, posibilidad de acopiar allí la producción pampeana”, sostiene.

Provincia con liderazgo
La infraestructura creada en los últimos años sumado a la implementación de un Plan que busca consolidar el trabajo de las nuevas generaciones de apicultores pampeanos, coloca a La Pampa dentro del liderazgo a nivel nacional. “La idea del Ministerio de la Producción es que la Provincia lidere la actividad apícola y que sea un centro de referencia nacional, con llegada al plano internacional. El Plan de Reactivación Apícola trabajó en ampliar mercados, incluso profesionales de la Facultad de Veterinarias están asesorando a empresas nacionales e internacionales lo cual significa que la “materia gris” existente en La Pampa está a disposición tanto de los productores como de aquellos que piensen incursionar en el tema”, define Bragulat previo a ampliar que los canales de asesoramiento por parte de la FCV han llegado regularmente a espacios académicos establecidos en Francia, España y Dinamarca. “Junto al sector privado la Provincia está intentando potenciar el sector y, por ende, pedimos el acercamiento del apicultor al Parque Apícola para consolidar el liderazgo logrado a nivel nacional”, cerró.

Apoyo continuo
La importancia que las capacitaciones tienen como activadoras del espíritu apicultor pensando en encontrar los mejores destinos del producto en el mercado internacional fue rescatada por el ministro Ricardo Moralejo, presente en una de ellas.  “Consideramos esta actividad como muy importante para la Provincia, especialmente para aquellos que quieren iniciar un emprendimiento productivo, por toda la potencialidad que tiene. Hoy podemos decir que la actividad apícola en La Pampa contiene a alrededor de 300 apicultores, con unas 180.000 colmenas y una producción de alrededor de 4 mil toneladas”, señaló. “Hace que ingresen desde este sector unos 240 millones de pesos, de ahí la importancia, por eso le prestamos atención, considerando que teniendo la Cooperativa instalada aquí en General Pico podemos prestar un servicio importantísimo a nuevos emprendimientos, dado que ofrece una sala de extracción de última generación para que aquel pequeño apicultor pueda iniciarse sin problemas”, continuó Moralejo.
En esa línea, apuntó que la sala de extracción piquense “posibilita tener un sistema de trazabilidad casi única en el país, que facilita la exportación de la producción obtenida dado que es una de las exigencias que requieren los mercados internacionales y a su vez ha sido habilitada para la extracción de miel orgánica para exportar a Estados Unidos, Canadá y Unión Europea. Esto da una perspectiva mayor de que el producto que se pueda extraer acá pueda llegar a los mercados más exigentes”, dijo. “No vamos a dejar solos a los productores, no tendría sentido después de haber montado en los últimos años toda la infraestructura en material y en tecnología buscando la optimización de los recursos y la profesionalización del esquema de producción y la comercialización”, sostuvo.

Ambientalista que brindó charla en Santa Rosa señaló ausencia de políticas públicas en Argentina.

El especialista realizó un diagnóstico crítico de la gestión ambiental y señaló la ausencia de políticas públicas que combatan los desafíos ambientales que tiene el país.

En el marco de la conferencia “La política ambiental que necesita la Argentina” organizada por la Subsecretaría de Ambiente y la Subsecretaría de Minería e Hidrocarburos, el biólogo y periodista Sergio Federovisky disertó ante un gran público, en el auditorio del Centro Cultural Medasur. Los ejes temáticos abordaron la situación ambiental actual del país y la importancia de la gestión estatal para dar solución a los problemas ambientales de manera integral.

En lo referido a la injerencia política en las problemáticas ambientales más salientes, Federovisky indicó que “en los últimos 30 años la política ambiental ha sido un fracaso estrepitoso, casi diría de manera independiente de quien gobernara. Por supuesto hay matices. Creo que el Gobierno que termina ha puesto el ojo decididamente en el marketing, en las frases hechas, las consignas, pero no en una transformación de fondo”.

El especialista realizó un diagnóstico crítico de la gestión ambiental y señaló la ausencia de políticas públicas que combatan los desafíos ambientales que tiene el país. “Argentina en particular tiene como desafío la constitución de dos agendas. Una es sobre lo urgente, que contiene lo que ya no se puede esquivar: la basura y la gobernanza del agua. En Argentina, siete de cada diez cursos de agua ,de los que se toma agua para potabilizar, están contaminados, hay un problema de saneamiento que nadie ha atendido, porque eso se atiende con lógica ambiental y no con lógica ingenieril. También está frenar la pérdida de los bosques nativos lo antes posible, aún sabiendo lo complejo que es cuando el modelo productivo empuja en la dirección opuesta, para el cual el bosque nativo es un estorbo.

Después la agenda de lo imprescindible, de la que Argentina no puede escapar porque es un país de recursos naturales. Es necesario atacar a los valores éticos principales que hacen al ambiente: la biodiversidad, una matriz energética sustentable, la preservación de los suelos, los modos menos lesivos para el ambiente de obtención de productos que provienen de los recursos naturales, poner al país en una senda de competitividad externa con valor ambiental. El mundo va a dejar de comprar productos con una mala trazabilidad ambiental”, explicó.

Federovisky utilizó como ejemplo a seguir a Uruguay, país que implementó fuertes reformas en su matriz energética y en la actualidad exporta energía eólica. “Me parece interesante porque claramente es resultado de una política de Estado. Yo creo que es la demostración de que cuando hay políticas públicas las cosas cambian en materia ambiental y se pueden ver cambios en tiempos relativamente cortos”, expresó.

“El principal problema es la basura”

En el país existen 5.000 basurales a cielo abierto, más de dos por municipio en promedio. El ambientalista señaló que los métodos utilizados para el tratamiento de la basura están desactualizados, lo que repercute en el ambiente y transforma a la basura en el principal problema.

“Uno de los motivos del fracaso es de gestión: la Ley de presupuestos mínimos de residuos sólidos urbanos ofrece una coartada magnífica para quien se hace cargo de la cuestión ambiental en el Estado Nacional, que es que la basura es una competencia municipal. Sobre esa base, que los municipios hagan lo que puedan. Es perverso pensar que puede ocuparse de la misma manera un municipio perdido en La Puna que en Rosario. Allí está el fracaso. No tiene justificativo ético que nosotros veamos el desastre que son esos basurales a cielo abierto. El Estado Nacional debe ocuparse de todo, saltar esa excusa y tratarlo como lo que es: un problema ambiental que afecta a los 44 millones de argentinos, sin distinción alguna. Hay que hacer una planificación federal, con la articulación necesaria con las provincias y los municipios, y eso debe resolverse en una gestión, en cuatro años de gobierno y luego sí serán los municipios los que operen lo que quede allí, un relleno sanitario. Los países que han solucionado el tema de la basura, lo han hecho mediante políticas de gestión integral y en Argentina hacemos exactamente lo contrario”, destacó.

Federovisky hizo hincapié en la gestión estatal y consideró que es la única manera de conseguir resultados: “Sin una política pública explícita, activa, no se va a resolver el problema. Pretender resolverlo diciéndole a la gente que separe la basura en la casa es una zoncera. La ausencia de política pública lo que hace es potenciar discursos individuales creyendo que de ese modo se compensa lo que el Estado no resuelve”.

“El modelo productivo de alimentos está en crisis”

Federovisky calificó al modelo productivo argentino como “insustentable”. Destacó que las políticas públicas hasta la actualidad no tuvieron una mirada ambiental y que el Estado Nacional resuelve los distintos conflictos de manera fragmentada, sin participación de la Secretaría de Gobierno de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.

“Estamos teniendo un modelo agropecuario que no solamente es insustentable en sí mismo, además es un modelo de producción de alimentos que daña la salud de la gente. No se trata solamente de una mala praxis, no es el problema de un fumigador, es la insustentabilidad del modelo. Está en crisis porque en diez años multiplicó por diez la cantidad de agroquímicos que vuelca sobre el suelo, porque los productos frescos como frutas y verduras viajan 400 km por día para llegar a una mesa, porque al mismo tiempo no tienen estacionalidad. Si ese modelo está en crisis hay una obligatoriedad moral del Estado de buscar una alternativa, y que no sea beneficiar solamente a los grandes productores de soja lo que determine el modelo. ¿Es posible un modelo de granjas agroecológicas alrededor de las ciudades de 100.000 habitantes? No lo sé, pero hay que probarlo, porque hay una obligatoriedad ética y moral del Estado de solucionar el problema”, sentenció.

“La conciencia ambiental no alcanza”

En el balance de la situación ambiental de los últimos años, Federovisky destacó que si bien hay más conciencia ambiental que en el pasado, esto no es suficiente para dar solución a la problemática: “Si todos los indicadores han empeorado, la conciencia no era la solución. La solución son las políticas de Estado, que debe aprovechar esa conciencia para tomar decisiones con sustento social”.

En su faceta periodística, Sergio Federovisky conduce “Ambiente y medio” en la Televisión Pública, el único  programa de Ecología del país. “Hay que reconocer que en la agenda real cotidiana la cuestión ambiental no está. Lo curioso es que pareciera que está porque todos hablamos de eso. No me pone orgulloso que ambiente y medio sea el único programa de ecología de la televisión argentina. Es verdad que hay una dificultad para tratar estos temas porque no es un negocio. Yo creo que los medios de comunicación tienen una responsabilidad social y pública más allá de lo que vende y no vende”, expresó.

“Para las nuevas generaciones el progreso es otra cosa”

Federovisky consideró que, a pesar de la ausencia de políticas públicas ambientales, se está desarrollando un cambio de paradigma que involucra a las nuevas generaciones. “Se está construyendo un nuevo umbral de valores que ya no se discute y tiene dos principales: la igualdad de género y la cuestión ambiental. Esas nuevas generaciones que serán las que en un tiempo cercano tomen las decisiones públicas, van a tener incorporado otra escala de valores distinta a la generación que actualmente está ejerciendo la política”, explicó.

“Queda de manifiesto que el progreso para las nuevas generaciones es otra cosa que lo que era hace 50 años, porque para la generación que se está yendo de la política (la mía) el progreso se mide en kilos de hormigón, en naturaleza destruida. Creo que toda esta corriente joven trae una idea distinta de progreso, mucho más amigable”, afirmó.

“Los recursos no tienen dueño”

Al ser consultado por el conflicto que sostiene la Provincia con Mendoza por el río Atuel, Federovisky expresó que a pesar de ser un conflicto complejo porque implica intereses contrapuestos, “demuestra la seria dificultad que tiene el hombre para entender a la naturaleza, porque supone que la colocación de límites jurisdiccionales decide sobre la naturaleza cuando es exactamente al revés. Los límites son convenciones muy posteriores. Parece una tontera pero si no se arranca pensando desde ahí, desde que nadie es dueño de nada va a ser muy difícil de encontrar una solución. Hay que desnudar la ignorancia”, concluyó.