La modificación excluye del impuesto del 30% a cualquier pasaje al exterior que no implique giro de dólares. Beneficia a pasajes de Aerolíneas Argentinas, Buquebús y de micros.

En pleno recinto, tras la aprobación en general de la ley de Emergencia Pública, se introdujeron modificaciones al impuesto del 30% para operaciones de turismo y ahorro. Por pedido del bloque de Unidad y Equidad Federal, la compra de pasajes de cualquier tipo que no requieran el uso de divisas, aunque sean al exterior, no pagarán el impuesto.

Esta medida implica, en la práctica, que la totalidad de los pasajes de Aerolíneas Argentinas y de la firma acuática Buquebús, por ejemplo, serán más baratos que la de las empresas extranjeras que vayan a los mismos destinos porque no tendrán el recargo del 30% aunque sean al exterior. La excepción es extensiva a cualquier pasaje terrestre, acuático o aéreo siempre y cuando no tenga impacto cambiario (que no implique giro de divisas al extranjero), explicaron fuentes de la cámara a El Destape.