DSCN0643

Sr Intendente municipal, Sres. concejales, autoridades, funcionarios municipales, docentes, alumnos, público en general:

Hoy nos reunimos en la plaza de nuestro pueblo con 134 años de historia ,para conmemorar un nuevo aniversario ,el 196 del paso a la inmortalidad de uno de los grandes hombres que construyeron los cimientos de nuestra querida patria y también para celebrar la creación de nuestra bandera, la celeste y blanca que Manuel Belgrano enarbolo por primera vez a orillas del Río Paraná el 27 de febrero de 1812 para utilizarla con el ejercito a su mando y luego como símbolo de Independencia, a pesar de la negativa del gobierno. Manuel Belgrano nació en Buenos Aires el 3 de junio de 1770, cursó sus estudios superiores en universidades de España, fue una persona brillante, intelectual, economista, político, abogado y militar criollo, no de carrera.

Durante su estadía España siguió y adhirió al ideario revolucionario de finales del siglo XVIII, haciendo suyos los principios de igualdad, fraternidad y libertad, abogando por la aplicación de la declaración de los derechos del hombre y el ciudadano.

En su retorno a nuestra patria y con solo 24 años fue designado Secretario Perpetuo del Consulado de comercio de Bs. As.

En su rol de capitán de las milicias urbanas de Bs As, lucho en las invasiones inglesas, participó activamente de la Revolución de Mayo y la Primera Junta de gobierno. En sus campañas militares alternó triunfos y caídas, los éxitos más importantes se sucedieron durante la guerra de la Independencia en los combates de Tucumán y Salta.

Belgrano muere el 20 de junio de 1820 en Bs As a la edad de 50 año sumido en la indigencia producto de su desinterés por lo económico y su compromiso con la vida política. Rica y profusa es la historia de este Padre de la Patria. Aunque a él no le gustaba que así se lo llamase, decía “solo me conformo con ser un buen hijo de la Patria”. Decía su historia es rica y profusa, construida en su corta vida dedicada a luchar por sus ideales de libertad e independencia. Lucha que debe ser un ejemplo a seguir por quienes aspiran a conducir los destinos de nuestro país.

La bandera celeste y blanca que hoy a 204 años de su creación sigue flameando soberana e independiente, debe cobijar a todos los argentinos sin distinción, ni de ideología, ni de credos ni de razas y brindar la oportunidad de expresar cada idea, cada pensamiento y luchar por sus ideales, pero siempre transitando el mismo rumbo, el que nos lego Belgrano, que es el de la unión y que seguramente nos llevara a la superación y al bienestar de nuestra sociedad.

Sociedad donde cada ciudadano participe activamente a través de los distintos mecanismos que ofrece, un gobierno local abierto,  contribuyendo con ello a ampliar la base democrática y fortalecer la autonomía municipal. Ser participes es planificar juntos el futuro de nuestro pueblo, el 1º de La Pampa.

Ser participes en ser respetuosos de las mayorías que establece el sistema democrático y con las que un pueblo le da legitimidad a sus gobernantes.

Ser participes en canalizar la energía opositora a través de la integración en las distintas instituciones intermedias y no mediante la critica descalificadora y nociva.

Ser partícipe es hacer realidad el slogan “el que gana gobierna, el que pierde acompaña”. Victorica necesita de todos para trabajar juntos en aras de alcanzar el futuro que anhelamos para nuestros hijos.

Alumnos de 4º grado, hoy prometen lealtad a esta maravillosa creación de nuestro prócer Manuel Belgrano, la bandera que es la prenda de unión de los argentinos y que nos identifica orgullosamente ante el mundo. Prepararse para afrontar las responsabilidades que vienen es vuestro compromiso, conocer los derechos y respetar las obligaciones, de eso se trata.

Para construir un futuro promisorio es imprescindible revisar el pasado y vivir intensamente el presente.

Serán Ustedes que dentro de las reglas de la democracia tendrán la oportunidad de expresarse y luchar por sus ideales, teniendo siempre como limite el respeto al que piensa diferente.

Serán ustedes, si no lo logramos los mayores, quienes tendrán la ardua tarea de cerrar y sellar para siempre esta división instalada que socaba las bases de la unión nacional.

La intolerancia venga de donde venga es nociva. Es necesario decir basta, desterrarla para siempre, aprender a convivir con la diversidad de ideas y ser tolerante con quien piensa diferente , reconocer y utilizar como único método los instrumentos que nos da la democracia.

Para finalizar tomé un concepto del Gral. Manuel Belgrano y cambiándole un par de palabras, creo seria este su pensamiento en estos días.

“NUESTROS DIRIGENTES Y GOBERNANTES ESTAN REVESTIDOS DE PASIONES Y EN PARTICULAR LA DE LA INTOLERANCIA. ES PRECISO CONTENERLA Y PEDIR A DIOS QUE LA DESTIERRE, PORQUE DE NO, ESTO ES DE NUNCA ACABAR Y JAMAS VEREMOS LA TRANQUILIDAD”.