Archivos de la categoría Opinion

Personajes de la Independencia (Parte I) (Opinión)

Simón Bolívar:

Su nacimiento, infancia y adolescencia

El 24 de Julio nació un niño que iba a dar un impacto con sus obras y acciones en nuestro continente americano este niño es Simón Bolívar, nacido en la gran ciudad de Caracas. Descendiente de una familia de origen vasco que se hallaba establecida en Venezuela desde finales del siglo XVI, y que por esa razón tenían alta posición económica y social.

Bautizado el 30 de Julio de ese mismo año, en la Iglesia Catedral de Caracas por su primo el Doctor Juan Félix Jerez y Aristeguieta recibió el nombre de Simón José Antonio de la Santísima Trinidad y tuvo como padrino a su abuelo don Feliciano Palacios y Sojo1. Sus padres fueron el coronel don Juan Vicente Bolívar y Ponte, y doña Concepción Palacios Blanco.

Tenía tres hermanos mayores que él –María Antonia, Juana y Juan Vicente- y hubo otra niña, Maria del Carmen, que murió al nacer. La educación de los niños corrió a cargo de la madre, la mujer de fina sensibilidad, pero también capaz de administrar los cuantiosos bienes q poseía la familia. Además de la herencia paterna, Simón era titular de un rico mayorazgo.2

De familia en clase social Aristócrata. De su padre heredo el ejercicio de las armas, la disciplina, la constancia y el tesón. Niño inteligente y con facultades creativas fue creciendo desarrollando esas facultades que después le servirían para el combate y las batallas. En su casa paterna recibió Bolívar las primeras lecciones de sus preceptores Carrasco, Vides, Negrete, Rodríguez y Pelgrón; después lo fueron el señor Bello y el Padre Andújar. Primeras letras, gramática latina y española, esgrima, natación, historia natural, profana y eclesiástica, con algunos principios de matemáticas hicieron la enseñanza y primera educación del joven Bolívar hasta la edad de quince años.

En 1797 Bolívar supo el plan de la revolución que se tenía en Caracas para emanciparse de España; pero fue cauto, y no dijo a su tierna edad nada que pudiese comprometer a los que querían ejecutarlo, y celebraba la idea con los de su familia como una cosa buena, deseando que tomasen parte su curador y su hermano.1

Hasta este momento hemos descrito parte de la infancia y como transcurrió aun faltan partes de este primer personaje e importante dentro de la historia de nuestro continente americano.

1 Cipriano de Mosquera, “memoria sobre la vida del general Simón Bolívar”, pág. 8

1 -La partida de bautismo de Simón Bolívar está inscrita en el folio 128 del Libro 15 de Bautismos de Blancos llevado por la Parroquia Catedral de la Arquidiócesis de Caracas y correspondiente al año de 1783

2 Pérez Vila(2003) Simón Bolívar el Libertador(síntesis bibliográfica), pág. 2

Julio César López .

El autor es Colombiano por su familia  y Venezolano de nacimiento.Licenciado en Historia e Ingeniero Electromecánico por El Instituto Universitario de Tecnología de Puerto Cabello.

Factor religioso en la política de la sociedad americana (II parte) (Opinión)

La interpretación de estos autores (Clement Thibaud y María Teresa Calderón) parece especialmente válida para comprender la reacción de las gentes del común tanto a la crisis de la monarquía como a la posterior propuesta criolla, primero autonomista y después republicana. En efecto, el súbdito o miembro de una sociedad de Antiguo Régimen como la hispanoamericana tenía profundamente arraigado el hábito mental de la obediencia y lealtad que se debe al monarca, en cuanto delegado o vicario de la soberanía universal divina : así lo había oído una y otra vez de boca de sus curas y doctrineros. Obediencia y lealtad son dos categorías morales que remiten directamente a la conciencia del súbdito, de modo que la relación entre éste y el soberano se fundamenta en una concepción esencialmente religiosa-moral de la ordenación de las cosas. De ahí también que la rebeldía contra el soberano sea calificada como un delito de “lesa majestad civil”, equiparable al de apostasía o herejía (lesa majestad divina). Y en última instancia, la desaparición del rey, o más precisamente de la monarquía, dejaba a la comunidad sin su cabeza rectora y ordenadora “hundiendo a los hombres en la confusión, el furor y la guerra”.

En todo caso las gentes del sentido común no disponían de los registros proporcionados por la escolástica moderna castellana – y aún menos de las ideas de los novatores ilustrados- y por ellos la rebelión contra la monarquía les parecía un sacrilegio. De todo ello eran también muy concientes los propios criollos patriotas: en el Río de la Plata el Deán Gregorio Funes advertía el peligro que suponía el que la Junta bonaerense hubiera decidido ejecutar a las autoridades de Córdoba tras la toma de la cuidad por las tropas porteñas, decisión que llevaría a que la causa patriota “siendo tan justa iba a tomar desde este punto el carácter de atroz, y aún de sacrílega, en el concepto de unos pueblos acostumbrados a postrarse ante sus obispos”.

El respeto religioso hacia la autoridad queda también reflejado en una significativa anécdota que relata Alfonso Múnera a propósito de las maniobras de los regidores de Cartagena para movilizar a las gentes del común con el fin de lograr la deposición del gobernador Montes, en junio de 1810. Cuando el regidor García de Toledo se dirigió al mulato Pedro Romero, natural de Matanzas en Cuba, como persona de más influencia en el barrio artesano de Getsemaní exponiéndole el plan, de entrada a Romero “le pareció empresa imposible y la miro como a la cosa más extraña que pudiera intentarse contra un magistrado de su majestad”.

Esa visión católica y tradicional del orden político-social es la que recogen estas palabras del arzobispo de Charcas, el benedictino Benito María de Moxó, de 1813, refiriéndose a los vecinos de esa capital que habían apoyado a los argentinos:

Gente mal aconsejada ¿Por qué rompisteis los lazos de la unión y la concordia que te hacían feliz? Cuando obedecías a tus jefes y magistrados, cuando reposabas a la sombra de unas leyes justas, podías verdaderamente gloriarte de tu libertad e independencia; por el contrario, en el aciago día en que determinaste romper el yugo de la debida obediencia y subordinación, te hiciste esclava de unos caudillos que abusaron de tu sencillez y de su poca experiencia para tiranizarte”

La obediencia al orden establecido por Dios y la ley que dimana de ese orden, sustentado en la monarquía, era la fuente de la auténtica libertad, en una visión ascético-religiosa del orden político.

De ahí que también entre las gentes del común partidarias de la independencia perviviría el factor religioso como elemento fundamental sobre el que debe construirse y estructurarse el nuevo estado para que fuese verdaderamente legítimo.

Julio César López .

El autor es Colombiano por su familia  y Venezolano de nacimiento.Licenciado en Historia e Ingeniero Electromecánico por El Instituto Universitario de Tecnología de Puerto Cabello.

Factor religioso en la política de la sociedad americana (Parte I) (Opinión)

La importancia que se le puede atribuir a la cuestión religiosa en la independencia de América es fundamental para poder entender la cultura política que se iba gestando al inicio del siglo XIX. Cultura política que se mueve entre las elites, que tiene un fundamento jurídico y entre las gentes del común, a quienes se difundió esta cultura por el único medio que era posible hacerlo, y en su forma fácilmente comprensible, es decir, a través del discurso religioso-moral.

Así por ejemplo, Clement Thibaud y María Teresa Calderón afirman que “la fuerza del dogma católico en la mayor parte de sus hábitos mentales ofrece una clave fundamental” para comprender por qué los criollos “no podían comprender una soberanía estatal moderna”. Y en concreto se refieren a las categorías inherentes a esos “hábitos mentales” y supuestamente derivadas de lo que llaman “dogma católico”: por un lado, el concepto de maiestas, como categoría que precede la soberanía y del que esta depende, lo que implica una concepción jerárquica del orden social incompatible con el principio liberal del igualdad; y, por otro, la idea de que la comunidad social y política no está constituida por un conjunto de individuos autónomos, sino de cuerpos con sus propias leyes y derechos.

Los sujetos de la soberanía no serían las personas como individuos, sino en cuantos miembros de un cuerpo determinado, lo que explicaría, por ejemplo, que los primeros constituyentes americanos rechacen el sistema representativo por habitantes a favor de uno más tradicional, el de un diputado por provincia. Para estos autores, “la incapacidad o, por lo menos, la gran repugnancia de concebir una política secular, privada del fundamento religioso, es de hecho un rasgo común de todos los actores, sean modernos o tradicionales, patriotas o realistas, centralistas o federalistas”

Podemos imaginar perfectamente lo que significó para las naciones o sociedades americanas que estaban naciendo la cantidad de pre-juicios acerca de lo nuevo o de los cambios que estaban aproximándose, por otra parte cambios que estaban marcados por una convulsa crisis de la monarquía como lo hemos dicho a lo largo de estos artículos, crisis que afecto notablemente a la otra cara de la moneda como lo fueron las colonias que dependían de la corona. Todos esos sucesos en una sociedad entrelazada de diferentes estratos culturales es importante darse cuenta que todas esas cosas influyen y dieron pie a los movimientos políticos que se gestaron en los inicios del siglo XIX.

Julio César López .

El autor es Colombiano por su familia  y Venezolano de nacimiento.Licenciado en Historia e Ingeniero Electromecánico por El Instituto Universitario de Tecnología de Puerto Cabello.

CREACIÓN DE LAS JUNTAS AMERICANAS (II PARTE) (Opinión)

La creación de las juntas americanas, desde 1810, serían las grandes protagonistas de una especial alteración histórica e institucional que cerraría el siglo XVIII y abriría el siglo XIX dentro del ámbito de lo hispano y que a mi modo de ver muestra sus destellos en pleno siglo XXI, en una sociedad americana. La idea tan habitualmente manejada y propagada en España de que, ante la ausencia de monarca e instituciones de gobierno, debían ser los mismos pueblos quienes constituyeran poderes capaces de hacerse cargo de la tutela de la soberanía se trasladaba también a las provincias americanas. Si por voluntad de los pueblos en la península se habían formado juntas “independientes las unas de otras”, y también por voluntad expresa de las provincias se había formado una institución colectiva de representantes de todas ellas, la Junta Central, no cabía duda de su legitimidad para mandar en España en una situación extraordinaria como aquélla. “El hecho es indubitable y su autoridad no podía haber procedido de un origen más puro que del voto general de las provincias” afirmaba la doctrina política que circuló por Santiago de Chile en el verano de 1810.

Para las autoridades españolas la formación de estos primeros poderes autónomos en América eran actos ilegales, tumultuarios y de rebeldía, sin embargo para los que incentivaron y animaron la creación y formación de estas juntas, no podrían tener otro sentido que servir de inicio a un proceso de creación de una gran república independiente, sería este el argumento fuerte para la creación de la primera junta central; parece que no es, al menos varios autores desestiman esta idea, por ejemplo desde las páginas del Semanario de Caracas se explicaba precisamente que la junta creada en aquella capital no disputaba el derecho a una existencia política al margen de la monarquía, sino justamente el derecho a manejar de manera autónoma el depósito de soberanía que también allí, como en la península, se había constituido ante la crisis y ausencia del monarca.

Como podemos observar en la cara de la otra moneda, en América empiezan a surgir algún tipo de ordenamiento, pero sobre todo lo más importarte es la dirección hacia tipos de juntas, que abren pie a los procesos de independencia de los países hispanos.

Julio César López .

El autor es Colombiano por su familia  y Venezolano de nacimiento.Licenciado en Historia e Ingeniero Electromecánico por El Instituto Universitario de Tecnología de Puerto Cabello.

CREACION DE LAS JUNTAS AMERICANAS (I PARTE) (Opinion)

Siguiendo un hilo lógico, el que tiene que ver con el descontento por las reformas borbónicas que en su origen pretendían darle vida a las colonias americanas (hecho que no sucedió), llegamos al hecho de la creación de juntas americanas que fueron organismos políticos que surgieron en las colonias que la monarquía absoluta española poseía en América en el siglo XIX a semejanza de la península frente a la crisis de la monarquía por las abdicaciones de Bayona de Fernando VII y la invasión del reino de España por Napoleón Bonaparte (1808).

Precisamente la idea era la del progreso, iniciando con las juntas, la modernización de sus países, todo en paralelo a la descomposición del viejo Imperio Español de trescientos años de subsistencia. Las Juntas Americanas, desde 1810, serían las grandes protagonistas de una especial alteración histórica e institucional que cerraría el siglo XVIII y abriría el siglo XIX dentro del ámbito de lo hispano.

Ante la noticia de la crisis provocada en la dinastía por la renuncias ilegales de Fernando VII y Carlos IV y en el reino por la ocupación militar francesa, las elites urbanas de la América española promovieron por tanto, la formación de cuerpos políticos autónomos a semejanza de los que habían formado las provincias europeas de la monarquía para oponerse a la implantación de la nueva dinastía.

Desde los momentos iniciales de esta crisis, sin embargo, se abrió un debate sobre el derecho que asistía a los territorios de aquel continente para participar en la revolución de las provincias de España formando también cuerpos políticos para gestionar la crisis.

Las elites criollas entendieron que la desaparición del rey alteraba radicalmente las condiciones de gobierno también en América, por mucho que en las provincias de España 

no hubiera presencia de tropas extranjeras. Es evidente que, respecto de la situación en la península, en las provincias de España, radicaba una diferencia esencial, pues, en primer lugar, en los territorios peninsulares no había un lugarteniente del rey de la categoría de los virreyes capitanes generales en América y, en segundo lugar, porque aquellas autoridades metropolitanas en América se cuidaron mucho de proceder a un reconocimiento de las nuevas autoridades napoleónicas.

De hecho, en la mayor parte de las capitales americanas que crearon juntas, o aquellas capitales que lo intentaron tenían como objeto de que se hicieran cargo del gobierno de aquellos territorios de América, todos los que podían formar cuerpos políticos provinciales.

Lo que si tenemos que tener claro es que la creación de la juntas americanas, es un antes y un después en la historia americana. Refleja la situación de crisis y las oportunidades nuevas van surgiendo a partir de las crisis, por lado es interesante observar el trabajo de las juntas americanas y su influencia a los gobernantes o figuras políticas que en ese momento histórico se movían en diferentes aguas.

Julio César López .

El autor es Colombiano por su familia  y Venezolano de nacimiento.Licenciado en Historia e Ingeniero Electromecánico por El Instituto Universitario de Tecnología de Puerto Cabello.

IMPERIO DESARTICULADO- REFORMAS – INSURRECCIÓN INDÍGENA.(Opinión)

Con lo expuesto hasta ahora nos centrarnos en un Imperio Español desarticulado, donde precisamente una de las causas de la debilidad económica del estado derivaba de la crisis de sus relaciones con el imperio colonial americano, que si se vio agravada por las interrupciones en la comunicación que había provocado las guerras contra Inglaterra, nacía en realidad del fracaso del proyecto borbónico de un segundo imperio.

A finales del siglo XVIII parecía claro que las llamadas “reformas borbónicas” que pretendieron revitalizar las colonias americanas, habían agotado sus efectos. Tras haber permitido aumentar considerablemente los ingresos recaudados por la Hacienda Real en las cajas americanas y, más tarde, como consecuencia del “comercio libre”, el tráfico de mercancías entre la metrópoli y las colonias, lo que conllevaba el consiguiente auge de las “rentas generales”, que tenían como uno de sus componentes fundamentales los derechos de aduanas.

El aumento de la presión fiscal en América –provocado, por ejemplo, por la extensión de las alcabalas a una serie de productos locales que antes no pagaban– había conseguido dañar las actividades de las familias indígenas, como la producción de tejidos domésticos llamada de los “chorrillos”, lo que acabó conduciendo a la gran insurrección indígena andina de 1780-1781

La situación generada(insurrección indígena, de la cual hablaremos) y el descontento por las reformas iban en crecendo, es por ello que unos años más tarde aparecen nombres que hoy en día son próceres, o los conocemos como próceres de la independencia americana y que en el fondo se encontraron con esa situación de crisis de monarquía y que por supuesto la tomaron como bandera, no como autores intelectuales,ni creadores de una definición o de grito de independencia, tal como venimos exponiendo en estos artículos, sino como personajes que caminaron a la par con los acontecimientos encontrados y además movidos por intereses, sin duda es interesante este punto, a mi modo de ver es la clave, porque de allí podemos deducir la crisis de identidad que hoy en siglo XXI y en esta época postmoderna estamos viviendo, sobre todo los países que surgen de las colonias americanas.

¿Es posible hablar de integración americana? ¿Cuál era el proyecto de la gran Colombia? ¿Quiénes son los promotores de la creación de la gran Colombia? ¿Se proyectó esa idea hasta nuestra época? Son preguntas bastante interesantes y que también serán motivo de reflexión y de estudio a lo largo de estos artículos de opinión.

Julio César López .

El autor es Colombiano por su familia  y Venezolano de nacimiento.Licenciado en Historia e Ingeniero Electromecánico por El Instituto Universitario de Tecnología de Puerto Cabello.

Encuentro de Mujeres Radicales en Victorica.

Quedo conformada la Red de Mujeres Radicales en La Pampa con la reunión de unas 50 mujeres radicales en Victorica en la instalaciones del comedor escolar el sábado 24 de febrero 2018 entre las 10 y las 14 horas.Sobre los temas  tratados, Gloria Cazanave,dijo que “se plantearon los lineamientos acerca de que significa trabajar dentro de lo que es la Red de Mujeres Radicales, en realidad nosotros dependemos de la Red Nacional de Mujeres Radicales que no estaba conformada en La Pampa y ahora si.Se trabajan aportes en politicas publicas al partido , no solo con temas que tengan que ver con la mujer, es amplio.Nosotras con el tema de los ríos salimos con un documento bastante contundente a posicionarnos respecto de los ríos , anteriormente. Se trabajó sobre las actividades que se van a hacer  el dia 8 de marzo por el dia internacional de la mujer, en el Comité Provincia con el reconocimiento a dos militantes radicales, una de ellas coterránea , que fue Cristina Sierra ,que fue la primera y la única mujer que fue presidenta del Comité Provincia de la UCR.”

Roxana Lercari intendenta de Realicó hostigada por el gobierno provincial.

Gloria Cazanave se explayó sobre el tema hablando en el marco de querer saber que hacían las Mujeres Radicales .“Ahora hemos salido con un nuevo comunicado mediante el cual damos el total apoyo a Roxana Lercari ,intendenta de Realicó. Confirmamos el acompañamiento a la intendenta de Realicó el dia 27 de febrero en General Pico.Porque nosotros consideramos que lo que se está haciendo con Roxana Lercari es verdaderamente un hostigamiento de parte del gobierno provincial, es realmente una persecución política a una persona que lo único que ha hecho es gestionar para su pueblo.”

Recordamos que las dos causas por la que la Justicia investiga a la intendenta de Realicó, Roxana Lercari serían; aumento de sueldo y convenios con Nación.

Son las dos causas por las cuales se las formalizará el próximo  27 de febrero de 2017.

La primera de ellas surge por una denuncia de los ciudadanos y concejales de Realicó, José Braulio Alvarez;  Roberto Ramón Ferrado;  María Leticia Embrici Tschopp y  José Cayuqueo.

Se investiga el dictado de tres Resoluciones de la intendenta, Roxana Lercari firmadas por ella tras haberse aumentado el sueldo e incorporarse adicionales por antigüedad que no correspondían pagar.

Asimismo, dichas Resoluciones serían violatorias de los artículos 66 y 80 de la Ley Provincial Orgánica de Municipalidades y Comisiones de Fomento nro. 1.597, que establece que las remuneraciones del intendente y los funcionarios no podrán ser aumentadas durante el período, salvo por Ordenanza y con carácter general.

Dichas Resoluciones Municipales habrían generado un incremento cercano al 30% del sueldo del Intendente y el resto de los funcionarios, significando para el Municipio un incremento de remuneraciones cercano al millón de pesos.

La segunda denuncia corresponde al Fiscal de Estado, Dr. José Vanini donde se investiga a Roxana Lercari porque sin haber requerido autorización al Poder Ejecutivo, suscribió con el Gobierno Nacional, Convenios incumpliendo con el art. 151 de la Ley Orgánica de Municipalidades Nº 1597.

Los convenios son los siguientes:

-Gestión-Programa MAC- Mejora de atención ciudadana (computadoras, escritorios y sillas) área/dependencia: Secretaria de Asuntos Municipales-Ministerio del Interior.

-Gestión-Programa: Proyecto adquisición de vehículo con rampa para transportar personas – Programa para personas con discapacidad dependiente de CONADIS.  Área/dependencia: Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales de la Nación y la Comisión Nacional Asesora para la Integración de las Personas con Discapacidad-CONADIS.

– Gestión-Programa: Pileta climatizada- mantenimiento edilicio y mejoras en el sistema de climatización.  Área/dependencia: Secretaria de Asuntos Municipales-Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación, Programa de Asistencia Financiera “Mi Pueblo”.

-Gestión-Programa: Terminal de Ómnibus- Revitalización del ingreso y terminal de ómnibus de Realico La Pampa- Área/dependencia: Dirección Nacional de Preinversión Municipal- Ministerio del Interior.

– Gestión-Programa: Sistema de cámaras de seguridad: Area/dependencia: Ministerio de Seguridad de la Nación- Plan Nacional para la planificación y gestión local de la seguridad ciudadana.


 

Experimento estudiantil de como funciona en la realidad la idea del socialismo o progresismo.

En la UNAM,Universidad Nacional de México, un profesor de economía decía que nunca había reprobado a un solo alumno, hasta que una vez reprobó a todo un salón de clases. Esa clase en particular, había insistido en que el socialismo realmente funcionaba que todo sería mejor y más justo; con un gobierno asistencial intermediando en la riqueza, nadie sería pobre pero nadie sería rico, todo sería igual y justo. Entonces, el profesor les dijo: – “Ok, vamos a hacer un experimento socialista en esta clase. En vez de dinero, usaremos sus calificaciones, las que obtengan de las pruebas. Todas las calificaciones serían concedidas con base de la media o promedio de la clase y por tanto serían “justas”. Todos recibirán la misma calificación, lo que en teoría, significa que nadie será reprobado, así como también nadie recibirá un 10″.

Tras la primera prueba, el profesor calculó el promedio y todos los estudiantes recibieron un “7”. Así, quien estudió con dedicación quedó indignado, pero los alumnos que no se esforzaron, quedaron muy felices con el resultado.

Tras la aplicación del segundo examen, los estudiantes flojos estudiaron mucho menos -ellos esperaban sacar notas buenas de cualquier forma; y los que al inicio habían estudiado mucho, decidieron que ellos también aprovecharían el tratamiento propuesto para sus calificaciones. Como resultado, el promedio de la segunda prueba o examen fue de solo “4” de calificación para cada estudiante.

Por supuesto, a nadie le gustó… Después del tercer examen, la media general fue de “1”. Si uno de calificación para cada estudiante! Si bien, las calificaciones no volvieron a niveles más altos, los desacuerdos entre los estudiantes y la búsqueda de los culpables se intensificaron y se llenó aquel grupo de malas palabras, que pasaron a ser parte de la atmósfera de la sala de aquella clase. El ambiente era sombrío y estaba enrarecido por el desencanto y la pereza. La búsqueda de “justicia” entre los estudiantes, había sido la causa principal de las quejas, mientras que el odio y el sentido de injusticia se convirtieron en parte común de ese grupo y ese sentimiento hostil se podía respirar en el aire.

Al final de todo, nadie quería estudiar más para beneficiar al resto de los estudiantes del curso…. Por tanto, todos los alumnos reprobaron y todos repetirían el semestre de la materia de Economía 1.

Para su gran sorpresa, el profesor explicó: – “El experimento socialista fracasó, porque cuando la recompensa es grande, el esfuerzo por el éxito individual es grande; pero cuando el gobierno quita todas las recompensas, tomando los logros de los que se esforzaron para darlos a los que no batallaron por ellas, entonces nadie más va querer hacer su mejor esfuerzo. Tan simple, como por ejemplo son Cuba, Corea del Norte y Venezuela…

1. No se puede llevar al más pobre a la prosperidad, quitando la prosperidad del más rico. 2. Para cada uno que recibe sin haber tenido que trabajar, hay una persona trabajando sin recibir.

3. El gobierno no consigue dar nada a nadie, sin que para ello tenga que quitar algo a otra persona.

4. Al contrario de lo que predica el socialismo, es imposible multiplicar la riqueza intentando dividirla.

5. Cuando la mitad de la población entiende la idea de que no necesita trabajar, entonces la otra mitad entiende que no vale la pena trabajar para sustentar a la primera mitad, entonces llegamos al comienzo del fin de una nación.

6. Haz tu parte, lee esta información. Enseña a los ignorantes lo que realmente significa el socialismo, la izquierda. A partir de esta simple explicación, ya sabemos que el socialismo ni es bueno, ni funciona. Quienes opinan lo contrario, lo hacen por ignorancia, y cambiaran su opinión, cuando el dinero de los demás se acabe.

¿Patriotismo o privilegios? (Opinión)

El protagonismo francés sigue adelante después del estallido de la revolución francesa, tanto así que trastocó todas las esferas de la vida pública del imperio español, así como por supuesto que trastocó a las elites que siempre han estado presente en la historia de la humanidad y que de una manera u otra buscan la forma de crecer en poder y de controlar a las masas, no podemos escapar de que nuestra época actual, la post moderna, también está controlada por elites que afanosamente buscan posicionarse y luchar por el poder y el control máximo de las realidades.

En nuestro momento actual hay un elemento que dificulta este control total, como es el de la tecnología que ha llegado en nuestra época como arma sorpresa y de doble filo, porque a la vez que se puede llegar a lo profundo de la verdad, ya que el conocimiento no está cerrado a unos poco, también se puede tergiversar…

Pero bien siguiendo con el relato, podemos decir al analizar la situación del pueblo de España ante el invasor Francés, que debemos resaltar la participación de los que ejercían algún tipo de poder, político y religioso y cultural, en el levantamiento. En síntesis el pueblo y parte de las elites, en bloque reaccionaron patrióticamente, oponiéndose con la decisión del invasor. Ante este estado de la cuestión es bueno preguntarse si: ¿De verdad puede sostenerse una afirmación de ese talante? Es decir si el pueblo y los responsables del poder de la corona, actuaron en conjunto con un gran patriotismo o si por el contrario estos componentes actuaron movidos por el quebranto de sus privilegios tradicionales, o se dieron ambas situaciones.

Podemos obtener un poco de luz al observar que el afrancesamiento es un hecho incuestionable, que afectó especialmente a las clases burguesas y llegó a salpicar a algunos elementos populares. El afrancesamiento supone una ideología y unas actitudes vitales bastante complejas, que se nos presentan, no pocas veces revestidas de patriotismo como soluciones ilustradas y válidas para regenerar la decadencia de España.

Lo que si tenemos que tener claro que así como en el siglo XIX, existían una gran cantidad de intereses, y que en muchos casos existían acuerdos ocultos, de la misma manera en el siglo XXI, existen una gran cantidad de interés y de acuerdos que escapan a nuestra mirada, puedo pensar de hecho que los responsables del colapso de muchos países no van a salir a la luz pública, ni en TV, ni en las mass media.

Resaltando sin lugar a duda, que en este planeta existen cantidad de recursos naturales para poder vivir todos, si se distribuyen eficazmente y si existiera voluntad de trabajar en pro de la gente, más allá de los discursos políticos que en Latinoamérica ha sido catastrófico por no decir otra palabra, tal populismo americano ha desmantelado los recursos de nuestros países.

Podemos hablar de ¿decadencia? Al igual q el imperio español, ¿cuál es nuestra verdadera identidad cultural? Las supuestas revoluciones americanas, actuaron por ¿patriotismo? O por el ¿quebranto de los privilegios? Dejando por fuera realmente un proyecto sobre el futuro.

Son varias preguntas que pueden surgir y que nos invitan a ir desvelando nuestra historia, y a decir con Cicerón: “La historia, testigo de los tiempos, luz de la verdad, vida de la memoria, maestra de la vida, testigo de la antigüedad”.

Julio César López .

El autor es Colombiano por su familia  y Venezolano de nacimiento.Licenciado en Historia e Ingeniero Electromecánico por El Instituto Universitario de Tecnología de Puerto Cabello.

“DOS CARAS DE UNA MISMA MONEDA” (Opinión)

Siguiendo con nuestro recorrido por la historia de nuestra independencia, tenemos que decir la Independencia de las naciones iberoamericanas y la desintegración de las monarquías son la cara de una misma moneda, dos aspectos de una realidad única e indivisible; y por eso el conocimiento de cualquiera de ambos procesos resultará incompleto si no se tiene en cuenta el otro. De allí la importancia de observar con detenimiento cada uno de los aspectos que a la larga nos afectan y que con detalle hemos heredado.

En primer lugar hemos de decir que, la guerra de la Independencia inaugura la estampa pintoresca del guerrillero, que tanto había de proliferar en nuestras contiendas civiles del siglo XIX. Es por eso que desde el estallido de la Revolución francesa las cosas comenzaron a cambiar, de hecho comenzaron a existir facciones promovían movimientos revolucionarios. Es por ello que a la monarquía absoluta no podía caberles duda alguna de que el triunfo del liberalismo significaría un grave quebranto para sus privilegios tradicionales. Y la experiencia de 1808 a 1814 se lo demostró con toda claridad.

Dicha experiencia es lo que conocemos en la historia como crisis de la monarquía Española y que por supuesto como dijimos al inicio de este artículo de opinión, afecto drásticamente al otro lado del continente donde las naciones Iberoamericanas estaban siendo sostenidas, de manera particular económicamente por la corona española que por supuesto en medio de la crisis ya no podía sostenerla como tal.

Para que nos ubiquemos en el tiempo, nos situamos en el inicio del siglo XIX, en la primera década, una crisis tal, que desemboco en cambios tanto políticos, como económicos e incluso culturales, que por su puesto cambiarían la historia para siempre, sobre todo porque en la América fue el origen de los movimientos independentistas.

Fue esta crisis el fin del imperio español que ya estaba bien golpeado y debilitado por el avance de los franceses y las ambiciones inglesas, de igual modo el fin de la monarquía española según la concepción de aquel entonces de que los reyes tenían poderes divinos y que por supuesto tenían poderes omnipotentes que le daban según ellos base para actuar a su manera. Los protagonistas de historia y que los iremos viendo poco a poco a poco son: “El rey Carlos IV, El príncipe de Asturias Fernando VII, El emperador de los Franceses Napoleón Bonaparte y el ministro de Carlos IV, Manuel Godoy”

Como siempre me gusta decirlo en mis artículos, es importante ver la historia, viendo el presente, haciendo ese juego mágico del tiempo, para ver si hemos avanzado, y que tanto hemos avanzado como seres humanos y en que nos hemos equivocado para corregir y seguir adelante, siempre con una visión de esperanza.

Julio César López .

El autor es Colombiano por su familia  y Venezolano de nacimiento.Licenciado en Historia e Ingeniero Electromecánico por El Instituto Universitario de Tecnología de Puerto Cabello.