El presidente de la FePamCo destacó el nuevo Plan Estratégico Energía La Pampa 2020 para lograr el desarrollo industrial en la Provincia y la soberanía energética.

La presentación del Plan Estratégico de Energía La Pampa 2020 presentado días atrás en el Centro Cultural MEDASUR, se desarrolló en el marco de un desafío que marque el horizonte en materia energética durante los próximo 20 años.
El Gobernador Sergio Ziliotto, en esa instancia, recordó el compromiso asumido de trabajar para transformar a La Pampa en “productora de energía integrando a todos los sectores de la sociedad”.
Dentro de ese contexto la Secretaría de Energía y Minería, será la responsable de coordinar, planificar y ejecutar las acciones necesarias, para ello debiendo asistir y proponer al Poder Ejecutivo la política energética provincial que incluya metas a corto, mediano y largo plazo.
El desafío más importante es que La Pampa tenga la titularidad de la energía que consume y ese hecho aporte crecimiento y calidad de vida a los pampeanos.
Fue en ese sentido que el presidente de la Federación Pampeana de Cooperativas (FePamCo), Carlos Santarossa, se mostró muy conforme y con muchas expectativas con la presentación del nuevo Plan.
“Con muchas expectativas por lo que se viene de aquí para adelante, por la importancia de que el Gobierno provincial decida tomar como algo de Estado la energía. Esto ya lo veníamos vislumbrando a partir de la creación de la Secretaría de Energía en el nuevo organigrama. Eso implicaba que se le iba a dar una nueva mirada o una nueva estrategia de energía a la Provincia y quedó plasmado en la presentación del Plan Estratégico. Sin ninguna duda, es muy importante para lograr el desarrollo industrial en la Provincia y una palabra que escuchamos, ´ir hacia una soberanía energética´, comentó.
Santarossa se refirió al rol de las cooperativas en este Plan. “Primero el de acompañar, somos actores también. En energía somos el último eslabón de la cadena, somos actores fundamentales para el momento en que se tiene que llegar al consumidor o al asociado y más en La Pampa donde casi el 100% de la distribución de la energía está en manos de las cooperativas, que es lo que nos diferencia como provincia”, explicó.
Además sostuvo que durante la presentación “quedó muy en claro y habla de la alianza estratégica que pregona el Gobierno desde hace muchos años con el movimiento cooperativo y nosotros tendremos que capacitarnos, adaptarnos, estamos preparados para hacerlo. Venimos trabajando en algunos aspectos. Quizás en La Pampa es un poco más lento, todavía no hemos empezado a caminar en energía distribuida y que los asociados puedan generar y comercializar, ese es el mayor desafío”, comentó.
También se refirió al rol protagónico que tendrá Pampetrol SAPEM para la generación y la reducción del costo de la energía. “Hoy por hoy, el recurso, la compra de energía aumentó más del 3000% durante el gobierno anterior. Teniendo nuestra propia energía, bajarán esos costos”, agregó.
Con una mirada general, el titular de la FePamCo remarcó la llegada de nuevos inversores a la Provincia, como uno de los beneficios del Plan Estratégico para los pampeanos. “Directa e indirectamente traerá empleo y movimiento económico a la Provincia. Sin dudas, a la larga, una vez que uno genere su propia energía y que pueda amortizar las inversiones, se va a ahorrar en esa compra de energía. Tenemos un problema siempre, de que el abastecimiento al venir del mercado energético y en lo que son las horas pico de mayor consumo. Si uno la genera localmente en lugares estratégicos como se presentó en el Plan a lo largo de la provincia, se va ahorrar en esa compra de energía a Nación. A su vez en transporte, porque si nosotros localizamos que en Intendente Alvear está la demanda y hoy tenemos que transportar la energía desde Macachín, los beneficios van a ser esos”, contó.
También puntualizó en que el beneficio no sólo será la autonomía provincial energética, sino que también estará el beneficio directamente en la factura de energía de cada hogar y en la generación de empleo. “También en los recursos que hoy lamentablemente que se van de la Provincia, porque todo lo que se invierte en materia de compra de energía va al mercado mayorista energético y eso quedaría en manos de los pampeanos. Ese sería el beneficio general, mirándolo como provincia”, afirmó.
Sobre cuando se empezarán a ver algunos resultados, explicó que habrá objetivos a corto, mediano y largo plazo, y dependerán del tipo de inversión que se haga. “Quizás para generar energía puede llevar más tiempo. Dentro de ese Plan Estratégico está la eficiencia energética. Hay puntos intermedios donde uno puede incentivar a un uso racional, saber que en determinados momentos del día la energía sale más cara que en otros momentos. Creo que los beneficios más rápidos se pueden llegar a ver en eficiencia energética, y a mediano plazo se verán los de generación porque eso requiere una inversión y puesta en funcionamiento”.
Por último, afirmó que las cooperativas están preparadas y acostumbradas a los nuevos desafíos. “Cuando apareció el tema de comunicación, Internet, televisión y los asociados nos demandaron esos nuevos servicios, rápidamente nos insertamos en ese negocio. Capacitamos, invertimos, estamos preparados en ese aspecto. Quizás en este específico, en La Pampa algunos pueden estar un poco más o menos, pero debemos capacitarnos. Estructuralmente estamos preparados”, finalizó.
El Plan Estratégico de Energía para La Pampa se basa en una política integral, con tres objetivos principales: alcanzar la soberanía energética, produciendo la energía que consumimos a menor costo, principalmente a partir de fuentes renovables, que aporte a la expansión de la economía y la industria. Aprovechando nuestros recursos energéticos y planificando su explotación de una manera más sustentable; promover la demanda inteligente y el empoderamiento de los usuarios mediante el ahorro, uso de eficiente de la energía, información y protección de los usuarios y consumidores, con un criterio de asequibilidad que garantice el acceso a un servicio seguro y de calidad a bajo costo; y transformar a Pampetrol SAPEM en una empresa de energía. Como aliada estratégica del Plan, la empresa pampeana atraerá inversiones públicas y privadas, vinculándose con distintos actores en la generación de energías renovables, que aporte crecimiento y trabajo en el territorio provincial.