i5297-ranqueles-la-pampa

Al anunciarse la ceremonia del Año Nuevo Ranquel que comenienza el  jueves 23 para continuar el viernes 24 de junio en el Parque Leuvucó, el Gobierno de La Pampa adhiere a dicha celebración.

La recordación del We Tripantü (año nuevo) obedece al inicio de un nuevo ciclo en la naturaleza donde todo fenómeno está determinado por la luna. Los antepasados observaban la fase menguante de manera de saber que llegaba el año nuevo.

El 24 de junio de 2001, luego de casi doce años de gestiones en todos los estamentos del Estado, se logró la restitución de los restos mortales de Mariano Rosas (Panguitruz Gner) a Leuvucó desde el Museo de la ciudad de La Plata donde estaban depositados. Se trataba de uno de los más grandes lonkos de la Nación Rankül.

El rito sagrado

Los actos comienzan la noche del 23 de junio con el encendido del fuego sagrado,

siguiendo el 24 al nacer el nuevo sol como la vida nueva en sus creencias.

Tiene lugar en el Parque Leuvucó, donde se dan cita integrantes del Pueblo Ranquel de todo el país y de la Provincia, estos participan y hacen sus pedidos. Se suman la colocación de ofrendas florales, bailes típicos y el ritual de oraciones con pedidos especiales frente al altar, donde la mística aborigen “despierta a la tierra zapateando y augurando por la concreción de cada una de las invocaciones”.

El Parque Indígena Leuvucó se halla 25 kilómetros al norte de Victorica y a escasa distancia

del límite con la provincia de San Luis.

Las acciones del Gobierno

Por intermedio del Ministerio de Desarrollo Social, el Gobierno Provincial articula acciones estatales en términos de políticas indígenas a través del Consejo Provincial Aborigen, organismo que adhiere a la Ley Nacional N° 23302 y Ley Provincial N° 1228 con respecto a la difusión de la cultura de los pueblos aborígenes, donde es órgano de gestión y consulta en el tema.