La Policía secuestró 14 panes de marihuana que habían sido arrojados durante la huida de un vehículo que violó un control policial en el cruce de las rutas provinciales 1 y 14, en proximidades de la localidad de Miguel Riglos. Fueron recogidos durante un minucioso rastrillaje realizado por las banquinas de la ruta 1, que culminó anoche poco antes de las 21:00.

marihuana_23_3

Todo se inició alrededor de las 4:00 de la madrugada del sábado, cuando un vehículo de alta gama que circulaba por la ruta 1 con dirección sur-norte, realizó una peligrosa maniobra que puso en riesgo la integridad de los efectivos destacados en el lugar y emprendió una veloz huida.

En horas del mediodía, el rodado, un VW Vento, fue hallado en un camino vecinal en proximidades de la localidad de Colonia Barón con huellas de haber sufrido un percance luego de impactar con un borde de tierra, y allí se supo que en él circulaban dos personas jóvenes, un hombre y una mujer, que auxiliados por un productor llegaron a la ruta y fueron trasladados hacia Santa Rosa por un camión.

En las primeras horas de la tarde, el vehículo fue demorado por un operativo realizado en inmediaciones del campo de la Universidad Nacional de La Pampa y los sospechosos quedaron a disposición de la justicia luego de ser identificados.

Mientras tanto, el personal destacado en el puesto original, comenzó una minuciosa búsqueda por las banquinas de la ruta provincial Nº 1 y a casi 2 kilómetros al norte, encontraron el primer “pan” de marihuana. La tarea continuó durante toda la tarde, y a las 21:00, se dio por finalizado el operativo. Los investigadores rescataron un total de 14 panes de marihuana que representaron 13,300 kg de esa droga.

Los detenidos son personas que estarían relacionadas con el ambiente de la comercialización de drogas y ahora deberán afrontar una causa por resistencia a la autoridad en la justicia provincial y otra por narcotráfico que se sustancia en el juzgado federal.

Participaron del operativo, efectivos del Área de Lucha Contra el Narcotráfico de la Policía de La Pampa con la supervisión de la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico del Ministerio de Seguridad de la provincia, que destacó además que sin dudas este era un cargamento que venía para ser distribuido en la ciudad de Santa Rosa.