En Tandil la policía local detuvo a Yanina Espil por no usar casco y si bien la chica quería pagar la multa solicitaba que no se llevaran la moto. La bajaron a golpes, la asfixiaron entre 12 policías y terminó internada con convulsiones.
Ocurrió al mediodia del 21 de febrero en la esquina de Pinto y 9 de Julio en Tandil. Los testigos ocasionales que presenciaron este abuso por parte de la policía local filmaron y sacaron fotos. La policía intentó evitarlo y rompió los teléfonos celulares de los testigos mas cercanos.
Cuando detienen a la joven por la falta de casco, la joven se negó a bajarse de la moto y solicitó que le hicieran la multa correspondiente explicando que la moto la utiliza para trabajar.
Los inspectores dieron aviso a oficiales de la Policía Local, quienes bajaron por la fuerza a la chica con una maniobra de ahorque que le quitó la respiración. La joven cayó al piso, y al caer, entre empujones y tironeos de dos oficiales (como se puede apreciar en la secuencia de fotos), se golpea contra el pavimento.
Daniel Herrero logró salvar su celular y subió la foto a internet al igual que Malvina Salinas.
12 policías, al menos 2 inspectores de tránsito y 3 patrulleros para inmovilizar por la fuerza a una mujer que aceptaba pagar la multa por circular sin casco pero no quería que se llevaran su moto, ya que según ella, tenía todos los papeles en regla.
Según el testigo Herrero:
“Salimos cuando escuchamos que la gente insultaba fuertemente porque querían esposarla y bajarla por la fuerza. Lograron ponerle una de las esposas y como no podía sacar sus manos del volante de la moto, la tomaron del cuello y la tiraron al piso. La chica cae y se desmaya. Los mozos (del Golden) trajeron agua para despabilarla y al despertar abre los ojos, la boca y comienza como con convulsiones.
No se cuánto tardó la ambulancia, el tiempo se hace eterno en esas situaciones. Pero a dos pasos de ahí está Cami y podrían haber pedido un médico que ayudara en esa situación, pero no permitieron que nadie se acercara. La chica no parecía nada bien. La situación se les fue de las manos claramente. En todo momento la maltrataron diciéndole te vamos a bajar de los pelos y cosas por el estilo. Intentaron sacarnos los celulares a los que estábamos ahí. Yo pensé que estaba filmando, el sol me traicionó y en realidad solo saqué esa foto.
Mientras sostenía mi celular en alto, supuestamente filmando, un policía tiró un manotazo dando la orden que lo bajara y no pudieron sacármelo. Al muchacho de gris que estaba delante se lo sacaron y casi lo llevan preso porque discutió fuertemente. Querían impedir que pasáramos el vallado humano y que registráramos imágenes un sábado soleado al medio día en pleno centro de la ciudad, en la vía pública, y ante el uso desproporcionado de la fuerza policial de más de una docena de oficiales contra una chica sola de veintipico de años que educadamente en todo momento se mantuvo firme en su postura de querer pagar la multa, pero no entregar la moto”.
Yanina debió ser hospitalizada por el shock sufrido y asistida por el golpe aunque ya recibió el alta.
– See more at: http://www.resistiendoconaguante.info/sociedad/el-casco-salva-vidas-abuso-de-poder-y-violencia-institucional-en-tandil/#sthash.yAU6ff25.dpuf