Un grupo de personas comenzó a instruirse en tareas relacionadas a la actividad frigorífica en la empresa Carnes Pampeanas. La actividad se enmarca en un convenio firmado por la Secretaría de Trabajo y Promoción del Empleo con la firma radicada en Santa Rosa.

La idea surgió por una inquietud de la propia empresa frigorífica y a instancias de un convenio firmado con la Secretaría de Trabajo y Promoción del Empleo de la provincia de La Pampa. La tarea de instrucción en desposte y charqueo comenzó hoy por la mañana y continuará en horario vespertino. La misma tiene una duración de tres meses y medio (un total de 204 horas reloj), cursado de cuatro horas tres días a la semana, espacio donde se capacitarán seis jóvenes por cada instrucción. De la misma participan mujeres y personas del colectivo LGTBI, recibiendo la instrucción que está a cargo de Guido Meaurio Valdez y Juan Javier Fernández quienes, a su vez, son los supervisores.
Las autoridades de la Secretaría de Trabajo y Promoción de La Pampa habían avanzado a fines del mes de enero pasado, con la firma de un convenio con la empresa Carnes Pampeanas S.A., para concretar la formación de jóvenes para instruirlos en las mencionadas tareas. De la primera jornada de trabajo tomaron parte el subsecretario de Empleo y Capacitación Laboral, Daniel Alberto Decristófano, la directora de Capacitación y Formación Laboral, María Celeste Segurado Martín y el gerente de relaciones institucionales de Carnes Pampeanas, Manuel Maradona.

Objetivos
Durante el acto de rúbrica concretado a fines del mes de enero, de la cual tomaron parte el secretario Marcelo Pedehontaá, la directora de Capacitación y Formación Laboral, María Celeste Segurado Martín y la gerente de Relaciones Humanas de Carnes Pampeanas, María José Larroudé, se conocieron los objetivos primarios de la capacitación que vincula al Estado con el sector privado. Entre esos objetivos se incluye la necesidad de la empresa pampeana de acotar el déficit de recursos humanos calificados. Precisamente ese déficit de personal instruido obligaba a la empresa a contratar personal foráneo provocando un importante encarecimiento en el precio final del producto. El funcionario provincial reconoció en esa oportunidad que quizás no todos los participantes de la capacitación logren una salida laboral rápida aunque, aseguró, que saldrán fortalecidas y con una competencia acentuada, listos para desempeñarse en una industria que en La Pampa genera constantes expectativas por ser proveedora de los más exigentes mercados internacionales.