Cuando la capacitación no es obligación sino inversión.

Así lo entendieron 3.500 pampeanos en lo que va de la actual gestión de Gobierno Provincial, y que se sumaron a las capacitaciones propiciadas desde la Dirección de Orientación y Capacitación Laboral a cargo de Celeste Segurado, área que depende de la Subsecretaría de Trabajo, Empleo y Capacitación liderada por Marcelo Pedehontaá, y del Ministerio de la Producción.

Puede considerarse la capacitación como una herramienta efectiva para mejorar el desempeño de los empleados, por excelencia, porque ayuda a tener sistematizadamente un proceso que facilitaría el cambio necesario para que el personal de una cooperativa, sindicato o municipio tenga mejor visión de las ventajas y beneficios del mismo. El contar con una capacitación eficiente permite a los actores tener innovación, desarrollar estrategias competitivas, funcionales, apoyado en el uso de tecnologías de información, con un sentido de responsabilidad social.

Segurado confirmó las estadísticas que indican, además, que en los tres años y meses de la actual gestión 3.500 pampeanas y pampeanos empleados y desempleados de una veintena de localidades del interior se instruyeron en temáticas que van desde la alfabetización informática y marketing digital, pasando por oficios, turismo, PyMEs, comercios, emprendedores, construcción y arbitraje femenino, entre otros.

Trabajadoras y trabajadores relacionados a cooperativas, sindicatos y municipios, como así también personal directivo, también comprenden el universo de destinatarios. “El objetivo de las capacitaciones se basa en dos ejes, poder formar a jóvenes y adultos que están en busca de un primer empleo o de mejorar su perfil productivo laboral si es que lo tienen, y el segundo está destinado a quienes están desarrollando alguna actividad y deseen adquirir nuevos conocimientos o habilidades”, señaló Segurado en cuanto a las intenciones de las capacitaciones.

Dentro de estos ejes existen subsegmentos que apuntan a capacitaciones específicas para mujeres pretendiendo su empoderamiento, punto que surge de analizar la existencia en muchas localidades de mujeres jóvenes que no pocas veces son sostén familiar.

“La idea es cubrir la necesidad existente en una localidad, muchas veces salimos con una propuesta determinada y otras nos convocan por un tema específico. Demanda y necesidad van de la mano, nosotros trabajamos siempre sobre lo primero. Por eso remarcamos que son dos objetivos básicos los que priman, capacitar a quienes están trabajando es un tema y otro es hacerlo con quien no tiene trabajo, porque en este último caso se trabaja también en la contención”, señaló.

Segurado resaltó la excelente predisposición de los municipios que aportan la estructura necesaria para desarrollar los cursos o talleres municipios que, a futuro, son los encargados de realizar los seguimientos de las personas capacitadas. “Hemos tenido excelentes resultados de esta mancomunión con los municipios, y vale el ejemplo de Anchorena donde había un grupo de desocupadas que aprovecharon que el municipio tenía máquinas para desarrollar un emprendimiento textil. Al día de hoy, luego de dos años y medio, siguen funcionando”, suscribió.

La Dirección de Orientación y Capacitación Laboral nació durante la actual gestión, al igual que el Programa Primer Empleo que, luego de ser jerarquizada, sumó para avanzar en trabajos conjuntos. Los números son elocuentes en cuanto a la cantidad y calidad de las 150 capacitaciones realizadas en una veintena de localidades y ciudades. Al respecto Segurado confirmó que la idea “es seguir profundizando las capacitaciones, con el mismo ritmo y una estructura superadora que permita encarar con éxito los desafíos que se vienen, como por ejemplo incursionar y aggiornar las capacitaciones sobre las nuevas tecnologías o adecuar los oficios a las flamantes herramientas tecnológicas”, dijo.
Como primer paso, desde la Dirección se pretende una acercamiento tácito con la Universidad de La Pampa que oficie como disparador para discutir la temática del trabajo en el futuro y el futuro en el trabajo en la provincia de La Pampa, teniendo en cuenta su matriz y estructura productiva. La acción encarada desde la Dirección que comanda Segurado forma parte de una estrategia pensada desde el Gobierno de La Pampa, a través del Ministerio de la Producción, en pos del crecimiento y calidad del recurso humano, de contención en la presente coyuntura y en la continuidad de las políticas de proyección productiva.

Deja un comentario